martes, 28 de diciembre de 2010

Amor, curiosidad, prozac y dudas. (Lucía Etxebarría 1997)



Potentísimo relato escrito con desorbitante pasión esta autora vasca que nos cuenta la historia de tres hermanas ante el tortuoso camino que es la vida; sus amores y desamores, sus pasiones, sus desengaños, sus opiniones, sus locuras, sus dudas, sus realidades, su aprendizaje, sus desequilibrios y su manera de afrontar el reto vital del día a día. La vida observada desde distintos puntos de vista tan distantes como unidos por un grueso hilo de acero. Una historia salida de las entrañas de su creadora, que suple la sutil falta de calidad narrativa con una fuerza sobrecogedora que muestra el desgarro sufrido en cada capítulo, en cada frase, en cada letra. Un tema y unas frases:

*Apenas el recuerdo incierto y añorado de las horas felices, las únicas que cuentan, las realmente vividas.
*Aunque  nunca lo dijimos, estuvimos enamorados, pero el amor no dura para siempre.
*Apple fabrica varios millones de ordenadores al año. Millones de mundos virtuales diseñados a diario por demiurgos de veintisiete años, microsiervos de coeficiente de inteligencia desmedido...
*Que me lleve de nuevo a aquellas fechas en que todavía me llamabas tuya.
*Sin embargo no sabe lo que es despertarse junto a alguien y compartir el desayuno en la cama.
*Tenía mis libros, mis discos y mi universo propio; y no me importaba el de las demás
*Descubrí que nunca había estado enamorada de Gonzalo, sino de la idea misma del amor
*Ojalá la vida fuese tan fácil de arreglar como los contratiempos domésticos
*Hace falta mucho valor para hacer una cosa así. (relativo al suicidio.)
*Cuando le dije que iba a casarme, ella no hacía más que repetir una y otra vez que me lo pensase. Que no me precipitase. Que no hiciese algo de lo que podía acabar arrepintiéndome; una persona no debería casarse con alguien a quien no está muy seguro de conocer.
*Me parece que no hay forma de volver a hilar una pareja cuando las cosas se han agriado.
*A veces, no sé, me siento como una pieza de un rompecabezas que apareció por equivocación en la caja que no le correspondía.
*No echamos de menos a las personas que amamos. Lo que echamos de menos es la parte de nuestra vida que se va con ellas, que ya no va a existir si no están ellas.
*La belleza, lo esencial, es invisible a los ojos.
*A veces pienso que eso fue lo que hizo que me enamorase de esa manera de Iain: que materializó todas mis fantasías de adolescente.
*Me encantaba su escritura desaliñada e imprecisa... me encantaban las notas que iba dejando por toda la casa en papeles amarillos. Las manos, huesudas y nerviosas. Los dedos larguísimos. Y la voz (...) Me gustaba la manera que tenía de manejar las cosas, los tenedores, los bolígrafos, los lápices,... Me gustaba  su calma, su sempiterna copa de wiskie con hielo....
*La ignorancia es una traidora que se ha aliado con la imaginación
*La pasión es la amenaza más presente, no importa lo racional que creas que eres
*Mejor echar algo de menos que acabar echándolo de más; llegar al punto en que la ternura se convierte en amabilidad
*Le vi marcharse y no dije una palabra. Quería morirme. Desintegrarme. Estaba harta de toda esa gente que utiliza su amor como arma
*(capítulo Q y capítulo LL, capítulo Y)
*Tenía la boca seca, como si hubiera masticado tiza.
*He intentado olvidar, pero la memoria, la muy traidora, aprovecha cuando duermo, cuando estoy indefensa.
*Esas cosas que te hacen levantarte cada mañana con la ilusión de que el día que comienza va a ser distinto del anterior y del siguiente.

1 comentario:

  1. Si buscas frases lindas para conquistar a alguien, puedes visitar este link http://www.1001consejos.com/frases-de-libros-de-amor/ , en el que te dan algunas frases muy lindas.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...