lunes, 3 de enero de 2011

El camino. (Miguel Delibes1950)




Bonito libro del insaciable Delibes. Otra vez el amor, la sensibilidad, el cariño, la emoción y la muerte como detonantes de un sinvivir que el magnífico autor vallisoletano vomita en forma de palabras y frases que hacen surgir un melancòlico y triste relato. Muy bien Delibes; aunque no llega al nivel de otras obras de su colección. Un tema y unas frases:

* Y ponían en sus recuerdos unas notas de palpitante realidad.
*   Pensó que la historia podría repetirse, y durmió arrullado por la sensación de que le envolvían los efluvios de una plácida y extraña dicha.
* Hay cosas que la voluntad humana no es capaz de controlar.
* Daniel aceptó este hecho con la resignación con la que se aceptan las cosas ineluctables.
* Su arrobo no perduraba, era efímero y decadente como una explosión. En ello advirtió Daniel, el Mochuelo, que su estado de ánimo ante La Mica era algo especial, ...
*  Advirtió que los niños tienen ineluctablemente la culpa de aquellas cosas de las que no tiene la culpa nadie.
* Nadie es capaz de señalar el lugar del cerebro donde se generan las buenas ideas...
* Había motivos para estar triste y para desesperarse y para desear morir, y algo notaba él que se desgajaba amenazadoramente en su interior, aunque el Sol brillase eternamente, aunque cantasen preciosos los pájaros en el exterior; nada podía consolarle, nada le daba las suficientes fuerzas para seguir.
*  Algo se marchitó en él: quizás la fe en la perennidad de la infancia.
* Le dolía que los hechos pasasen con esa facilidad a ser recuerdos; notar la amarga sensación de que nada, nada de lo pasado, podía volver a repetirse.
*  Tenía la niña un grave gesto adosado a sus facciones pueriles.
*  La vida era el peor tirano conocido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...