jueves, 24 de febrero de 2011

Crónica de una muerte anunciada. (Gabriel García Márquez 1981)



 Muy buen libro, quizás no por la historia, una sencilla crónica de un asesinato, si no por lo fabuloso de la manera magistral de narrar de su creador, de su manera de “hablar”, de su manera de describir y humanizar a los innumerables personajes que aparecen en este cuento. Expresiones de una sensibilidad experta que te demuestran que unas palabras adecuadas pueden abrir con preciosa facilidad puertas que se creían cerradas. Unas pocas frases:
*  Fue ella quien arrasó con la virginidad de mi generación.
*   Desde entonces quedaron vinculados por un afecto serio, pero sin el desorden del amor.
*  Y padeció la certidumbre espantosa de que no volvería a dormir en el resto de su vida.
*  Mucho después, en una época incierta en la que trataba de entender algo de mí mismo vendiendo enciclopedias y libros de medicina por los pueblos de Guajira, bebiendo aquí y allá para perder la noción de la realidad.


sábado, 19 de febrero de 2011

La joven de las naranjas. (Jostein Gaarder, 2003)




Maravilloso libro que nos habla de lo más fundamental que hay en la vida, dejando de un lado las estupideces que a veces nos confunden, que a veces nos distraen, que a veces nos hacen olvidar cuál es el verdadero sentido de lo que estamos haciendo. Porque a veces nos olvidamos cuán grande es lo que tenemos la suerte de estar experimentando, cuán bonito es el poder estar pensando esto, escribiendo esto, leyendo y entendiendo lo que Gaarder nos estuvo contando… Fundamental; imprescindible su lectura para refrescar aquello que una vez pensamos cuando éramos niños, y que se nos ha ido yendo de la cabeza, haciéndonos perder la felicidad de estar viviendo. Genial. Unas frases:

* No solo tenemos un lugar en la vida. También tenemos un tiempo medido.
* Las chicas empezaron a llamarme “el pequeño Einstein”(….) Creo que también experimentaban con otras cosas.
* En aquella ocasión fue como si me hubiera elegido a mí de entre toda esa multitud.
* Perteneces a esa parte de la población que ha comprendido que estamos viviendo en la vía láctea.
* No me enteré de nada; de lo único que me acuerdo es de que no estaba la joven de las naranjas.
* Y tal vez me estuviera sentando en los mismos bancos en los que ella se había sentado.
Ella era quien ponía las reglas.
Para mí este ha sido siempre un mundo mágico.
* Si hubiera elegido no meter la cabeza en este gran cuento nunca hubiese sabido lo que me iba a perder.
* Eras lo que solía llamarse un soñador…
* Cuando uno tiene la cabeza repleta de poderosos pensamientos, puede  decir algo o, simplemente, quedarse eternamente callado.



martes, 15 de febrero de 2011

Hagakure. El libro secreto del samurai. (Yosho Yamamoto. 1989)


Un buen libro. Un libro que te ayuda a vivir de la mejor de las maneras, o mejor dicho, de la manera correcta. Un manual vital, escrito originalmente por un antiguo samurai, en el que se nos enseña mediante sencillos ejemplos cuál es la forma correcta de afrontar el día a día si quieres vivir con el objetivo de conseguir la perfección espiritual, el equilibrio vital. Nada más. Unas frases:
*  El pez no vive en el agua clara, son las algas las que le permiten desarrollarse hasta su madurez.
*  Tienen la mirada furtiva de los ladrones, la mayoría sólo busca su interés personal o hacer gala de su inteligencia (u otros atributos menos nobles, por decir algo).
*  Es por esto que un samurai debe conocer sus debilidades y pasar la vida corrigiéndolas sin jamás tener el sentimiento de haber hecho ya lo suficiente.
*  Hay pocos problemas realmente importantes, sólo se presentan dos o tres en toda una existencia.
*  Es porque uno espera la victoria porque esta se nos escapa.
*  Un samurai valiente no piensa en términos de victoria o derrota, combate siempre hasta la muerte.
*  No es bueno tener fuertes convicciones personales.
*  El samurai debe obrar sin dudar, sin confesar el más mínimo cansancio ni el más mínimo desánimo hasta concluir su tarea.
*  Para ciertas cosas más vale no tener que contar con los demás.
*  Es necesario saber concentrarse en una sola cosa, todos los oficios deben ser realizados con concentración.
*  No se pueden llevar a cabo grandes hazañas cuando se está en una disposición anímica normal.
*  Si uno lanza sin vigor, siete de cada diez acciones no llegan a término.
*  Un samurai debe siempre evitar quejarse.
*  Hacer una cosa sólo en el propio beneficio es superficial y se vuelve negativo.
*  No aceptar sufrir es malo.
*  La inteligencia no es más que saber conversar de unas cosas u otras con los demás.
*  Cuando se domina bien algo, no se detecta en nuestro comportamiento: una persona así es educada.
*  Un samurai no debe ni beber demasiado ni estar demasiado seguro de sí mismo, ni darse a la lujuria.
*  En cuanto se empieza a palpar el triunfo, se vuelven proclives a estar satisfechos de sí mismos.
*  Es bueno encontrarse con dificultades en la juventud, porque el que no ha sufrido jamás, no ha templado plenamente su carácter.
*  Es capital actuar siempre con dignidad y sinceridad.
*  La mejor actitud respecto a las palabras es no usarlas.
*  Hay que asir toda ocasión y no dejarla escapar jamás.
*  Valentía es no rendirse jamás; luchar hasta el final.
*  Hace falta una mentalidad de esclavo para comer del plato empezado por otra persona.
*  Para seguir la vía uno debe sacrificar su propia vida.
* La riqueza del tiempo de paz es permitir la preparación para tiempos de guerra.

viernes, 11 de febrero de 2011

Siddhartha (1950. Hermann Hesse)



Esta novela relata la vida de Siddhartha, hijo de Brahman, un joven hindú, que busca afanosamente y por los más diversos caminos su propio derrotero vital. Junto a él se encuentra su fiel amigo Govinda, especial y espiritualmente. Ambos han de iniciar su viaje compartido, no sólo geográfico, sino personal. Para mí, uno de los mejores  libros posibles, escrito por un maestro universal y atemporal. Unas frases
*  Pero él no encontraba, en cambio, placer ni alegría alguna en sí mismo.
*  Personas que ya le habían trasvasado lo mejor de sí mismos a su alma, vaso expectante, y el vaso seguía sin estar colmado.
*  Todo rezumaba engaño y simulaba tener sentido, felicidad y belleza, cuando no era más que podredumbre encubierta. El mundo tenía un gusto amargo. Una tortura era la vida.
*  Para insensibilizarme por breves momentos contra el dolor y lo absurdo de la vida.
*  Pero no hallamos lo esencial, el camino de los caminos.
*  No es mi deseo caminar sobre las aguas.
*  No para buscar otra doctrina que sea mejor; no existe una doctrina mejor, sino para irme alejando de todas las doctrinas y de todos los maestros, y alcanzar yo solo mi objetivo, o perecer.
*  No tengo derecho a juzgar la vida de los otros. Sólo debo juzgarme a mí mismo y elegir o rechazar en función de mi persona.
*  Quiero ser mi propio discípulo.
*  Respiró un instante, y por un momento sintió frío y se estremeció. No había ser más solo que él.
*  Ayer te dije que sabía pensar, pero en tu opinión, aquello no servía para nada.
*  ¿Qué sería de ti sin la ayuda de Kamala? Nada, pero recuerda que yo di el primer paso.
*  Cualquiera puede ejercer la magia y alcanzar sus objetivos si sabe pensar, esperar y ayunar.
*  Siddhartha era un chiqillo en cuestiones de amor y tendía precipitarse ciegamente en el placer como en un abismo sin fondo.
*  Eres como yo, Kamala, distinta de la mayoría de la gente.(…) En tu interior hay un rincón en el que puedes refugiarte a cualquier hora y sentirte a gusto.
*  Poca gente posee ese recurso, aunque todos podrían tenerlo.
*   No se trata de inteligencia; (….) la mayoría de los hombres son como hojas que caen y revolotean indecisas, (…) otras son como los astros: siguen una ruta fija, ningún viento los alcanza y llevan en su interior su propia ley y trayectoria.
*   Soy como tú, tú tampoco amas.
*  Los seres humanos entre los que vivía le eran tan extraños como él mismo lo era para ellos.
*  El mundo y la indolencia fueron invadiendo el alma de Siddhartha hasta colmarla, entorpecerla y agotarla.
*  El vino ayuda a olvidar.
*  Siempre se había sentido diferente a los demás y superior a ellos.
*  Envidiaba la dicha, angustiosa pero dulce, de saberse eternamente enamorados.
*  La enfermedad espiritual de los ricos se fue apoderando lentamente de él.
*  Aquella voz tan nítida y segura que otrora despertara en él para guiarlo, había enmudecido totalmente.
*  Quería liberarse de todos aquellos placeres y costumbres, de toda aquella vida que aborrecía, y por supuesto, de sí mismo.
*  Ante ti se abre un camino para el que has sido elegido.
*  Qué camino tan árido y  llano había recorrido en esos años, sin sentir aquella sed de aspiraciones nobles y sin proponerse una meta elevada, contentándose con placeres mezquinos que, sin embargo, no lo satisfacían.
*  Se había ufanado de dominar tres artes nobles e insuperables: ayunar, esperar y meditar.
*  Las había abandonado por lo más efímero y mezquino que existe, el placer de los sentidos.
*  He tenido que probar la desesperación, rebajarme hasta la más insensata de todas las ideas, la del suicidio, para poder sentir la gracia, para volver a oír el Ohm.
*  En ese momento dejó Siddhartha de luchar contra el destino, en ese momento dejó de sufrir.
*  Qué bueno es probar por sí mismo lo que hay que saber, vivirlo en carne propia, no saberlo sólo con la memoria, saberlo con mis ojos, con mi corazón, con mi estómago.
*  Buscar significa tener un objetivo. (…..) el saber puede comunicarse, la sabiduría no.
*  Lo contrario de la verdad es también verdadero.
*  El barquero (Vasudeva) los ayudaba a superar rápidamente ese obstáculo. Sin embargo el río ha dejado de ser un obstáculo para unos pocos.
*  Un auténtico buscador no podía aceptar doctrina alguna.
*  (visto con la suficiente amplitud de campo….) todo es bueno, todo es perfecto. Sólo puede estimularme, nunca podrá hacerme daño.
*  Todo cambia ligeramente cuando lo expresamos.
*  El amor es la cosa más importante que existe.
*  Los gestos de su mano son más importantes que sus opiniones.
*  Esa sonrisa, perenne, tranquila, fina, impenetrable, quizá bondadosa, burlona acaso, sabia, múltiple, … así sonríen los seres perfectos.

miércoles, 9 de febrero de 2011

El club de la lucha (1996; Chuck Palahniuk)


Ojalá y nunca se acabase el club de la lucha; ojalá y el club fuese real, ojalá y el comité de estragos estuviese tuviese el poder, ojalá y Chuck palahniuk fuese el dirigente. Esta utopía además de serlo por propia definición, es totalmente irreal; es necesaria nuestra sociedad actual para que estas historias cobren vida, para que estas personalidades crezcan en algún que otro corazón. Lo único que puedo decir es que estos libros, estos autores, merecen ser siempre leídos, merecen nunca caer en el olvido; porque lo que dicen es vida en si misma, a veces camuflada de angustia, pero ser humano en estado puro;  Gracias Chuck por crear un libro eterno y al que siempre es bueno volver, o al menos ver la película... Unas frases:

*  Es lo que ocurre en los casos de insomnio. Todo es muy lejano: la copia de la copia de una copia. No puedes tocar nada y nada puede tocarte. El insomnio te distancia de todo.
*  La libertad consistía en perder toda esperanza.
*  Después de una noche en el club de la lucha se baja el volumen del mundo real.
*  Los animales no están hechos para llegar a viejos.
*  Las pistolas se limitan a encauzar una explosión en una sola dirección.
*  Dejar que experimente el sabor de la victoria por primera vez en su vida.
*  Desempeñas trabajos que odias para comprar cosas que no necesitas.
*  Somos los hijos medianos de la historia, educados por la televisión para creer que algún día seríamos millonarios.
*  En el club de la lucha luchas contra todas las cosas que odias en esta vida.
*  Un instante es lo máximo que se puede esperar de la perfección.
*  Todo lo que alguna vez amaste te rechazará o morirá.
*  Con un plazo de tiempo lo suficientemente grande la esperanza de vida de cualquier persona se reduce a cero.
*  El asombroso milagro de la muerte.
*  Si estas leyendo esto, el aviso va dirigido a ti. Cada palabra que leas de esta letra pequeña inútil, es un segundo menos de vida para ti. ¿No tienes otras cosas que hacer? ¿Tu vida esta tan vacía que no se te ocurre otra forma de pasar estos momentos? ¿o te impresiona tanto la autoridad que concedes crédito y respeto a todos los que dicen ostentarla? ¿lees todo lo que te dicen que leas? ¿Piensas todo lo que te dicen que pienses? ¿Compras todo lo que te dicen que necesitas? Sal de tu casa, busca a alguien del sexo opuesto. Basta ya de tantas compras y masturbaciones. Deja tu trabajo. Empieza a luchar. Demuestra que estas vivo. Si no reivindicas tu humanidad te convertirás en una estadística. Estas avisado... Tyler Durden. Fight club 

* Porque de vez en cuando alguien me trae la bandeja con el almuerzo y las medicinas, y lleva un ojo morado o la frente hinchada con puntos de sutura, y dice:
     -Lo echamos de menos, señor Durden.
O pasa alguien con la nariz rota limpiando con una fregona y susurra:
      -Todo marcha según el plan.
Susurra:
       -Vamos a acabar con la civilización para hacer del mundo algo mejor.
Susurra:
       -Estamos impacientes por su vuelta...



sábado, 5 de febrero de 2011

La máquina de follar (Charles Bukowski.1992)


"La máquina de follar" es más real que la vida misma. Bukowski nos muestra el mundo tal  cuál es sin hipocresía, sin eufemismos, sin medias tintas. Nos muestra el lado más profundo de la sociedad y del ser humano en general, aquello que subyace a todo nuestro ser y que se encuentra de alguna manera en todos nosotros, lo sepamos o no, lo aceptemos o no. Bukowski es un visionario, un maleducado y un poeta; por eso es tan bueno, por eso tiene tanto poder. Bukowski no tiene miedo, él solo ve, piensa, analiza y se expresa; nada de rodeos, y nada de fachadas y quedar bien. Bukowski lee directamente del borrador del libro de la vida y nos dice cosas que no nos gustaría escuchar, pero que inevitablemente están ahí desde y para siempre. Es un placer escuchar algo tan directo en los tiempos que corren; un placer y un descubrimiento y una cura de humildad para ese ser humano tan sobrenatural. Unas frases:
*       Me echó una de esas miradas que se reservan para los idiotas de cuarta categoría.
*       Hicimos el amor. Hicimos el amor en medio de la tristeza.
*       El dolor era para mi sólo como la mala suerte: lo ignoraba.
*       Hubo un poco de música; la vida parecía entonces un poco más agradable, mejor.
*       Marie: te amo; eres muy buena conmigo. Pero debo irme, no sé exactamente porqué; estoy loco supongo. Adiós.
*       Nunca sentía soledad; cuanto más separado de la especie humana se encontraba, mejor se sentía.
*       Nadie comprendería jamás lo que sufría Bukowski.
*       Examinar tu propia mente es lo peor que puede hacer un loco.
*       Los mayores inventos del hombre son la cama y la bomba atómica: el primero te aísla y el segundo te ayuda a escapar.
*       La mayoría de la gente va del coño a la tumba sin que apenas les roce el horror de la vida.
*       Yo siempre fui un solitario. Me cuesta empezar la vida cada mañana. No me importaría que todos los habitantes del mundo se muriesen.
*       ¿Qué demonios saca un hombre de pensar?, sólo problemas.
*       Significa que quiero pagar el precio que usted pone a su hija.
*       Para los jóvenes todo es nuevo; aún no están atrapados.
*       Nuestra sociedad la hemos formado con nuestra falta de espíritu; es como si nos la mereciésemos.
*       Cualquier cosa puede volver loco a un hombre porque la sociedad se asienta en bases falsas.
*       Sé lo bastante bueno en cualquier cosa y te crearás tus propios enemigos.
*       El alma libre es rara, pero la identificas fácilmente cuando la ves.
*       Un viaje de LSD te muestra cosas que no abarcan las reglas.
*       Hay veces que un hombre tiene que luchar tanto por la vida que no tiene tiempo de vivirla.
*       Olía a asesinato e incesto.
*       Ciento cuarenta pavos menos; enfermo, viejo, imbécil, desgraciado, verrugas en el alma.
*       Otra cosa en esta sociedad es lo que te hace daño... por eso necesitas todas esas porquerías.
*       No estaba seguro del todo de que aquello no fuese un montaje gigante del delirium tremens.
*       Tuve la sensación de que podía caer dentro de aquellos ojos.
*       Dejé atrás todo, salvo el oculto gozo de saborear ser.



martes, 1 de febrero de 2011

Ensayo sobre la ceguera. (José saramago 1995)



Magnífica novela/ensayo del Premio Nobel de literatura portugués fallecido recientemente en Tenerife; magnífica su originalidad, magnífica su narrativa, magnífica su construcción, magnífica su riqueza léxica, magnífica su profunda reflexión. Es un placer el poder tener la oportunidad de leer los perfectamente ordenados pensamientos de este genial escritor, tan transparentes como correctísimos en su construcción, en los que no queda un clavo sin clavar, en los que no queda ni una astilla por limpiar. Además de esta bonita construcción del relato, la reflexión a la que nos invita fácilmente Saramago no puede ser pasada por alto: en ella tienen cabida la podredumbre del mundo actual, la estupidez de unos seres humanos que no quieren ver su alrededor, que no quieren conocer la vida real y se limitan a vivir las postales que le regala la televisión; vidas ficticias en las que el vicio y el dinero nos han corrompido por dentro de tal manera que ya casi carecemos de alma, de sentimiento, de ilusión, de sueños y de amor. Saramago defiende que con un poquito que hagamos ya está, pero ¡cuesta tanto levantarse del sofá y andar!, ¡cuesta tanto poner el granito de arena para que se construya la montaña!, ¡cuesta tanto no ser egoísta!, ¡cuesta tanto no corromperse por el dinero fácil y rastrero!.... Un mundo así está cavando su propia tumba, pero aunque nos lleguemos algún día a dar cuenta de ello, Saramago no nos promete que en el futuro no volvamos a caer en la trampa... Los humanos somos idiotas, e idiotas seguiremos siendo, además de egocéntricos y egoístas y ruines. Vamos de inteligentes, pero somos como bestias, o peor que ellas, como bien ejemplifica el fiel perro de la novela. Una genialidad que merece la pena leer, releer y guardar. Unas frases:

*  El policía, en tono que sería sarcástico si no fuera simplemente grosero, quiso saber, después de preguntarle donde vivía, si tenía dinero para el taxi.
*  De esa manera estamos hechos, mitad indiferencia mitad ruindad
*  Todos sintieron unas súbitas y urgentes ganas de orinar, pensaron, con estas u otras palabras, a ver como resolvemos esto...
*  La alegría y la tristeza pueden andar unidas, no son como el agua y el aceite
*  ... Con hedores que flotaban, gruesos y lentos, con súbitas corrientes nauseabundas
*  Volverá a echarla de menos cuando el cuerpo se quede liberado de servidumbres brutales y egoístas.
*  En verdad aún está por nacer el primer humano desprovisto de esa segunda piel que llamamos egoísmo.
*  No, no me olvido (de las mujeres), la voz con la que el viejo dijo eso parecían pertenecer a otro diálogo.
*  La gente joven se conforma rápidamente, tiene toda la vida por delante.
*  Las palabras son así, disimulan mucho, se van juntando unas con otras, parece como si no supieran adónde quieren ir, y de pronto, por culpa de dos o tres o cuatro que salen de repente, simples en sí mismas, y ya tenemos ahí la conmoción ascendiendo irresistiblemente a la superficie de la piel y de los ojos..
*  La vida se entregó a nuestras manos tras habernos hecho inteligentes, y hasta aquí la hemos traído.
*  Lo difícil no es vivir con las personas, lo difícil es comprenderlas.
*  Creo que nos quedamos ciegos, creo que estamos ciegos, ciegos que ven, ciegos que, viendo, no ven.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...