martes, 15 de febrero de 2011

Hagakure. El libro secreto del samurai. (Yosho Yamamoto. 1989)


Un buen libro. Un libro que te ayuda a vivir de la mejor de las maneras, o mejor dicho, de la manera correcta. Un manual vital, escrito originalmente por un antiguo samurai, en el que se nos enseña mediante sencillos ejemplos cuál es la forma correcta de afrontar el día a día si quieres vivir con el objetivo de conseguir la perfección espiritual, el equilibrio vital. Nada más. Unas frases:
*  El pez no vive en el agua clara, son las algas las que le permiten desarrollarse hasta su madurez.
*  Tienen la mirada furtiva de los ladrones, la mayoría sólo busca su interés personal o hacer gala de su inteligencia (u otros atributos menos nobles, por decir algo).
*  Es por esto que un samurai debe conocer sus debilidades y pasar la vida corrigiéndolas sin jamás tener el sentimiento de haber hecho ya lo suficiente.
*  Hay pocos problemas realmente importantes, sólo se presentan dos o tres en toda una existencia.
*  Es porque uno espera la victoria porque esta se nos escapa.
*  Un samurai valiente no piensa en términos de victoria o derrota, combate siempre hasta la muerte.
*  No es bueno tener fuertes convicciones personales.
*  El samurai debe obrar sin dudar, sin confesar el más mínimo cansancio ni el más mínimo desánimo hasta concluir su tarea.
*  Para ciertas cosas más vale no tener que contar con los demás.
*  Es necesario saber concentrarse en una sola cosa, todos los oficios deben ser realizados con concentración.
*  No se pueden llevar a cabo grandes hazañas cuando se está en una disposición anímica normal.
*  Si uno lanza sin vigor, siete de cada diez acciones no llegan a término.
*  Un samurai debe siempre evitar quejarse.
*  Hacer una cosa sólo en el propio beneficio es superficial y se vuelve negativo.
*  No aceptar sufrir es malo.
*  La inteligencia no es más que saber conversar de unas cosas u otras con los demás.
*  Cuando se domina bien algo, no se detecta en nuestro comportamiento: una persona así es educada.
*  Un samurai no debe ni beber demasiado ni estar demasiado seguro de sí mismo, ni darse a la lujuria.
*  En cuanto se empieza a palpar el triunfo, se vuelven proclives a estar satisfechos de sí mismos.
*  Es bueno encontrarse con dificultades en la juventud, porque el que no ha sufrido jamás, no ha templado plenamente su carácter.
*  Es capital actuar siempre con dignidad y sinceridad.
*  La mejor actitud respecto a las palabras es no usarlas.
*  Hay que asir toda ocasión y no dejarla escapar jamás.
*  Valentía es no rendirse jamás; luchar hasta el final.
*  Hace falta una mentalidad de esclavo para comer del plato empezado por otra persona.
*  Para seguir la vía uno debe sacrificar su propia vida.
* La riqueza del tiempo de paz es permitir la preparación para tiempos de guerra.

4 comentarios:

  1. Gran libro.
    Siempre recuerdo una cita que atribuyo a Yamamoto, pero buscándola por internet no aparece en ningún sitio. A lo mejor sólo sale en la película de Ghost Dog, o a lo mejor lo soñé. Dice algo así:
    "Si un águila fija su objetivo en una paloma, aunque después aparezca una bandada de pájaros más fáciles de cazar, el águila no se distrae y continúa con todos sus sentidos fijos en la paloma."

    ResponderEliminar
  2. Buenísima, es de este libro? porque si lo es la subo jeje

    ResponderEliminar
  3. A lo que se refiere Kobresia si que sale en el libro. Un samurái no debe tener muchos objetivos en una batalla, sino fijar su mente en acabar con un individuo y no continuar hasta haber concluido el trabajo, con sólo esa mentalidad en batalla podían morir con la cabeza bien alta. Gran filosofía, se trata simplemente de una batalla constante contra la rutina, una mentalizacion completa para que a la hora de la verdad podamos dar lo mejor de nosotros mismos.
    Gran recopilación de frases.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...