martes, 15 de marzo de 2011

Las siete leyes del caos (John Briggs y F. David Peat 1999)


 El hombre siempre ha intentado explicar el mundo que lo rodea, para ello recurre a la mitología, la religión, el arte, o la reflexión científica. Todos estos acercamientos buscan de alguna forma predecir, controlar, ordenar la infinidad de fenómenos que aparecen frente a sus ojos para enfrentarse, en el fondo, al atávico miedo a la incertidumbre. Todos los sistemas intentan expulsar el desorden, el caos, la irregularidad, cuando realmente es en ellos donde se encuentra uno de los principios básicos del Universo, la naturaleza y la vida: el azar. Lo que realiza el hombre al estudiar su mundo es tejer una realidad, apresarla, construirla, ordenarla, abstraerla, intentar darle significado, destejiendo para ello la naturaleza; Lo que los autores inteligentemente nos muestran en este magnífico libro es que el hombre tiene que aceptar que eso es imposible, pues el caos forma parte intrínseca del sistema… Unas frases:
*  Las partículas subatómicas formadas en los primeros instantes del big-bang aún se encuentran dentro de nuestros cuerpos en formas desordenadas
*  El dna emergió de un complejo flujo químico en los primeros instantes de la tierra
*  Un periodo de intensas dudas personales es doloroso, pero a menudo esas son las verdaderas experiencias que nos deparan un sentido de la verdad más profundo
*  La curación del cuerpo y la mente supone un descenso a la oscuridad, al caos, a la muerte
*  Un pequeño error en un experimento bien planificado puede crear un punto de bifurcación
*  En un sistema caótico todo está conectado a todo lo demás por retroalimentación negativa o positiva
*  Una comunidad sana debe ser circular
*  Lo positivo sólo funciona de forma positiva cuando se hace con autenticidad y buena fe.
*  Lo imposible es algo que nosotros hacíamos de forma natural cuando éramos niños.
*  Aceptar el caos significaría abandonar en parte la seguridad a la que nos aferramos en las organizaciones tradicionales
*  Un sistema en perfecto equilibrio eternamente terminaría por colapsarse. Son necesarios pequeñas fluctuaciones del orden normal para que el sistema se mantenga estable. El orden crea tensión
*  La casualidad puede ofrecernos una clave para descubrir pautas más profundas en nuestras vidas
*  Las sincronizaciones (coincidencias muy significativas) suceden más cuando nos enfrentamos a una situación desesperada porque es cuando estamos más abiertos a la casualidad
*  La complejidad y la simplicidad no está en los objetos sino en la interactuaciones
*  dentro de una pauta de conducta de lo orgánico sucede siempre algo inesperado y profundo que absorbe nuestra atención por completo
*  Logra una especie de armonía o unidad a partir de fragmentos temblorosos
*  Al entrar en un momento concreto del tiempo, había tocado la eternidad
*  Los sistemas tienden a auto-organizarse, preservando su equilibrio interno al tiempo que retienen una cierta medida de apertura al mundo externo
*Hay que comprometerse con la actividad que has estado realizando

2 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...