lunes, 11 de abril de 2011

El Anticristo (Friedrich Nietzsche, 1888)




 Friedrich Nietzsche pertenece a una clase de hombres para los que el resto del mundo se les queda pequeño. Es la excepción que confirma la regla de que todos los hombres son iguales, y como tal excepción, no hay sitio en el mundo para él. Todo lo que dice es cierto, más que cierto, preclaro, brillante, limpio, de una objetividad imposible para el humano de a pie. Lamentablemente Nietzsche sólo hay uno (o unos) y humanos millones y millones, y la naturaleza se mueve por el bien de la mayoría, por la perpetuidad de la especie. Estas pequeñas fluctuaciones geniales (re)mueven el mundo porque son capaces de entender sus reglas, pero están condenados a desaparecer, dejando sus ideas en el imaginarium que las entienda, pero con la amarga certeza de que nunca se llevarán a cabo, son demasiado perfectas. La preclaridad de Nietzsche asusta y enamora, y a la vez deprime porque al sacar la cabeza por la ventana ya hueles que nunca se va a cumplir su profecía. El ser humano es imperfecto y egoísta, porque si no lo fuera nunca podría llegar a donde a llegado. Sus características son (fueron) condición indispensable para haber llegado con éxito evolutivo al final del camino. Pero, contradicciones del destino, Nietzsche, que ama la vida más que a cualquier cosa, y más que cualquier otra persona; que la ama de una manera ultra pura, ultra sincera y ultra inocente, de la manera más tierna posible, porque la ama desde su origen y fundamento, está condenado a perecer porque no hay sitio en ella para él, porque ha llegado a entender el porqué. De todos modos, menos mal que la flexibilidad de la naturaleza permite la existencia de estos vórtices infinitos que son capaces de verlo todo con la armonía necesaria para reinventar el camino, y encima escribir libros... Esa es la grandeza de Nietzsche, y es por ello que hay que seguirlo. Unas frases geniales:

*     Hay que estar acostumbrado a vivir en las montañas, y ver a nuestros pies la miserable charlatanería de egoísmo de los pueblos desarrollados.
*     Es mejor vivir entre los hielos que entre las virtudes modernas.
*     El tipo de hombre que se debe querer como el de mayor valor.
*     Casos singulares en diversos puntos de la tierra que llevan a un tipo superior: el superhombre.
*     Los valores en los que hoy en día la humanidad sintetiza sus más altos deseos son valores de decadencia.
*     Yo considero pervertido a un animal cuando pierde sus instintos.
*     El sufrimiento mismo se hace contagioso por la compasión.
*     La compasión dificulta en gran medida la ley de la evolución.
*     Este instinto decadente dificulta aquellos instintos que tienden a la conservación y aumento del valor de la vida.
*     Lo que un teólogo siente como verdadero debe ser falso.
*     Que cada cual encuentre la propia virtud, su propio imperativo categórico.
*     El hombre es el animal más enfermizo por ser el más desviado de sus instintos.
*     Todo en el cristianismo es imaginario, causa, efecto, criaturas, ciencia natural, psicología, ...
*     Proyecta el goce que encuentra en sí mismo, su sentimiento de poderío, en un ser al cual pueda estar agradecido por estas cualidades.
*     Éstos no se llaman a sí mismos lo débiles, se llaman los buenos.
*     El budismo habla de una lucha contra el sufrir.
*     Contra la depresión emplea la vida al aire libre, la sobriedad, la selección de los manjares, la prudencia ante los licores, ninguna preocupación y control de las emociones.
*     En el cristianismo lo más alto es considerado como inaccesible.
*     Cristiano es el odio contra la fiereza, contra el espíritu, contra el valor.
*     El budismo es una religión para hombres tardíos.
*     Con la palabra diablo se consiguió crear un enemigo poderosísimo y temible de tal manera que era razonable sufrir por tal enemigo.
*     Al cristianismo no le importa si una cosa es o no es verdadera, le importa si es creída verdadera.
*     Una gran esperanza es lo que sostiene a los que sufren en el cristianismo.
*     La exigencia de la castidad hace que el culto sea más ardiente, más entusiasta, más lleno de alma.
*     En el amor se soporta más que en cualquier otro estado.
*     Cuando se ha retirado la posibilidad de una causa natural, hay necesidad de una causalidad contraria a la naturaleza.
*     La mentira del orden moral del mundo invadió todo el mundo.
*     El cristianismo negó el profundo instinto del modo como debe vivirse para sentirse en el cielo, para sentirse eterno.
*     El reino de los cielos es un estado del corazón, no una cosa que adviene después de la muerte; es una esperanza de un corazón, está en todas partes y en ninguna....
*     Hay días en que anida en mi un sentimiento más negro que la más negra melancolía, el desprecio a los hombres.
*     Yo miro en torno mío y empieza mi náusea: palabras como “más allá”, “juicio final”, “inmortalidad”, “alma”, ya no queda una palabra de lo que otro tiempo se llamó verdad.
*     Todos saben esto y, sin embargo, las cosas siguen en el antiguo estado.
*     Únicamente la práctica cristiana, el vivir como vivió el que murió en la cruz es lo cristiano.
*     No una creencia, si no un obrar.
*     El budismo no promete, sino que cumple.
*     Si se coloca el centro de gravedad de la vida en el más allá, se ha arrebatado el centro de gravedad de la vida en general.
*     Conceder la inmortalidad a cada perico de los palotes fue el mayor y más pérfido atentado contra la humanidad noble.
*     El evangelio de los humildes hace humildes.
*     El cristianismo es el arte de mentir santamente.
*     Nosotros negamos a Dios en cuanto a Dios.
*     La “fe” como imperativo es el veto contra la ciencia.
*     Según el cristianismo el hombre no debe pensar (...) y debe sufrir de modo que tenga constante necesidad del sacerdote.
*     Para conquistar la verdad hay que sacrificar casi todo lo que es grato a nuestro corazón. El servicio de la verdad es el más duro de todos los servicios.
*     Los grandes espíritus son escépticos.
*     La libertad de toda clase de convicciones forma parte de la fuerza, la facultad de mirar libremente, la gran pasión, la potencia del propio ser, toma todo su intelecto a su servicio.
*     La gran pasión nunca se somete a las convicciones.
*     La necesidad de creer es una necesidad de los débiles. El hombre débil necesita depender.
*     El cristianismo se basa en la mentira de que el hombre no puede saber por sí mismo lo que es el bien y el mal
*     La naturaleza y no Dios es lo que separa a los hombres que dominan por su entendimiento, por la fuerza o por el carácter.
*     Los hombres más intelectuales como son fuertes encuentran su felicidad allí donde otros encontrarían su ruina: en el laberinto, en la dureza consigo mismos y con los demás, en el experimento; su goce consiste en vencerse a sí mismos.
*     Dominan, no porque quieren, sino porque existen; no les es lícito ser los segundos.
*     La vida es siempre más dura conforme se va elevando, aumenta el frío, aumenta la responsabilidad.
*     La iglesia creo miserias para toda la eternidad porque vive de miserias.




3 comentarios:

  1. no me parece correcto.ia que pienso k se debe respetar las crencias de los demas.....respetar las diferentes religiones...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hey anonimo, ¿estas respetando la creencia de nietzche? ¿no? entonces no jodas.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...