viernes, 24 de junio de 2011

¡Indignaos! (Stéphane Hessel, 2010)


Una obra de obligada lectura en estos tiempos que corren. El autor, Stéphane Hessel, exdiplomático francés, excombatiente de la resistencia francesa internado en campos de concentración durante la Segunda Guerra Mundial y también fue uno de los redactores de la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948, nos muestra de manera clara y sencilla cuales son las causas de los males del mundo, y lo que debemos hacer para cambiar la actual situación económica y social. José Luis Sanpedro dijo sobre esta obra que “¡INDIGNAOS! Es un grito, un toque de clarín que interrumpe el tráfico callejero y obliga a levantar la vista a los reunidos en la plaza. Como la sirena que anunciaba la cercanía de aquellos bombarderos: una alerta para no bajar la guardia”. Mi selección de frases:

* Es nuestra obligación velar por los principios y valores, porque nuestra sociedad siga siendo una sociedad de la que estemos orgullosos: y no esta sociedad de indocumentados, de expulsiones, de sospechas con respecto a la inmigración; no esta sociedad en la que se ponen en cuestión las pensiones, los logros de la Seguridad Social; no esta sociedad donde los medios de comunicación están en manos de los poderosos. Todas estas son cosas que habríamos evitado apoyar si hubiéramos sido verdaderos herederos del Consejo Nacional de la Resistencia.
* El interés general debe primar sobre el interés particular, el justo reparto de la riqueza creada por el trabajo debe primar sobre el poder del dinero.
* La Resistencia propuso “una organización racional de la economía que garantice la subordinación de los intereses particulares al interés general y que se deshaga de la dictadura profesional instaurada según el modelo de los Estados fascistas”, y el Gobierno Provisional de la República se hizo eco de esta propuesta.
* Una democracia auténtica precisa de unos medios de comunicación independientes.
* Os deseo a todos, a cada uno de vosotros, que tengáis vuestro motivo de indignación. Es algo precioso. Cuando algo nos indigna, como a mí me indignó el nazismo, nos volvemos militantes, fuertes y comprometidos. Volvemos a encontrarnos con esta corriente de la historia, y la gran corriente de la historia debe perseguirse por cada uno. Y esta corriente nos conduce a más justicia y libertad; pero no a la libertad incontrolada de la zorra en el gallinero. Estos derechos, recogidos en 1948 en un programa de la Declaración universal, son universales. Si conocéis
* Sartre nos aprendió a decir: “sois responsables como individuos”.
* La responsabilidad del hombre que no puede confiar ni en un poder ni en un dios. Al contrario, es necesario comprometerse en nombre de la propia responsabilidad como persona humana.
* La historia de las sociedades progresa, y al final, cuando el hombre ha alcanzado su completa libertad, se tiene el estado democrático en su forma ideal.
* La peor de las actitudes es la indiferencia, decir “no puedo hacer nada, ya me las arreglaré”.
* Declaración Universal de los Derechos Humanos, artículo 22: “Toda persona, como miembro de la sociedad, tiene derecho a la seguridad social, y a obtener, mediante el esfuerzo nacional y la cooperación internacional, habida cuenta de la organización y los recursos de cada Estado, la satisfacción de los derechos económicos, sociales y culturales, indispensables a su dignidad y al libre desarrollo de su personalidad”.
* La esperanza siempre fue una de las fuerzas dominantes en las revoluciones y las insurrecciones.
* La exasperación es la negación de la esperanza. Es comprensible, diría que hasta es natural; sin embargo, no es aceptable porque no permite obtener los resultados que puede eventualmente producir la esperanza
* Hace falta entender que la violencia le da la espalda a la esperanza.
* La no-violencia es el camino a seguir, tanto por parte de los opresores como por parte de los oprimidos.
* El pensamiento productivista, impulsado por Occidente, llevó al mundo a una crisis de la cual hay que salir mediante una ruptura radical.
* Los diez primeros años del siglo XXI supusieron un periodo de retroceso a los progresos sociales y en materia de libertad que se habían conseguido en el siglo anterior. Este retroceso, yo lo achaco, en parte, a la presidencia americana de George Bush, al 11 de septiembre y a las consecuencias desastrosas que de él han sacado los Estados Unidos.
* una verdadera insurrección pacífica contra los medios de comunicación de masas que no proponen como horizonte para nuestra juventud más que el consumismo de masas, el desprecio de los más débiles y de la cultura, la amnesia generalizada y la competición a ultranza de todos contra todos.
* “CREAR ES RESISTIR, RESISTIR ES CREAR”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...