lunes, 22 de agosto de 2011

El arte de la felicidad (Dalai Lama y Howar C. Cutler, 1998)



* Todos somos seres humanos, con un cuerpo y un alma humana.
* Se puede alcanzar la felicidad mediante el entrenamiento de la mente.
* Cuando se carece de disciplina interna no importan las posesiones o condiciones externas, ya que estas nunca proporcionarán a la persona la sensación de alegría y felicidad que busca.
* La frontera entre lo negativo y lo positivo de un deseo o acción no viene determinada por la satisfacción inmediata, sino por los resultados finales, por las consecuencias positivas o negativas.
* Si vives contento, la consecución de bienes pierde importancia.
* La felicidad que depende principalmente del placer físico es inestable; un día existe y al día siguiente puede haber desaparecido.
* Si quieres tener una experiencia determinada, lo más lógico es buscar y acumular aquellas causas y condiciones que la favorecen.
* Alcanzar la verdadera felicidad exige producir una transformación en las perspectivas, en la forma de pensar, y eso no es tan sencillo.
* Primero hay que aprender y aceptar el valor positivo de las prácticas, luego incrementar la determinación, y finalmente llevarlas a cabo.
* Cuando la vida se hace demasiado complicada y nos sentimos abrumados, a menudo resulta muy útil retroceder un poco y recordar cuál es nuestro propósito, nuestro objetivo esencial.
* La utilización adecuada del tiempo es muy importante.
* El propósito de nuestra vida ha de ser positivo.
* El temor básico de la humanidad es verse separado de otros seres humanos.
* Todos deseamos alcanzar la felicidad y no sufrir.
* El enamoramiento es una fantasía, algo inalcanzable; por lo tanto, puede ser una fuente de frustración.
* Parece ser una necesidad humana, universal e inconsciente; fundirse con el otro, derribar las fronteras, llegar a ser uno solo con el ser querido. Esto se conoce como el hundimiento de las fronteras del ego.
* Una parte de nosotros sigue tratando de regresar a un estado anterior, un estado en el que no existía sentimiento de aislamiento o separación.
* La compasión es una actitud mental basada en el deseo de que los demás se liberen de su sufrimiento, y está asociado con un sentido del compromiso, la responsabilidad y el respeto a los demás.
* Si dedicas un tiempo a pensar en la vejez, la muerte y otras cosas infortunadas, tu mente tendrá más estabilidad cuando esas cosas acontezcan.
* Según el pensamiento Budista, las causas profundas del sufrimiento son la ignorancia, el anhelo y el odio.
* El sufrimiento es algo natural, inherente a la vida. Si pensamos en él como algo antinatural, algo que no debiéramos experimentar, muy pronto buscaremos culpables y nos haremos las víctimas.
* Muchos sufrimientos son inevitables, pero otros tienen la causa en nosotros mismos.
* Nuestra tendencia normal consiste en achacar nuestros problemas a los demás o bien a factores externos, pero si analizamos cualquier situación de una forma imparcial y honesta, nos daremos cuenta de hasta qué punto somos también responsables de los acontecimientos.
* Nada durará eternamente, al margen de lo agradable o placentera que pueda ser la experiencia.
* El concepto de transitoriedad tiene un papel central en el pensamiento budista.
* La contemplación de la no permanencia tiene dos funciones vitales en el camino budista. En un plano convencional, en un sentido cotidiano, el practicante budista contempla su propia transitoriedad, el hecho de que la vida es tenue y de que nunca sabemos cuándo moriremos. Esto resulta en intentar sacarle el mejor partido posible a la existencia. En un nivel más profundo, la contemplación de los aspectos más sutiles de la transitoriedad es el primer paso para comprender la verdadera naturaleza de la realidad y disipar la ignorancia, que es la fuente última de nuestro sufrimiento.
* La aceptación de la inevitabilidad del cambio como principio general nos ayuda a afrontar muchos problemas y a asumir un papel más activo; conocer y comprender y aceptar los cambios puede evitarnos la ansiedad, que es la causa original de muchos problemas.
* Cuando estamos realmente enfadados con alguien sólo tendemos a ver cualidades negativas en el otro.
* Es necesario buscar afanosamente los puntos positivos de una situación o persona para que el sentimiento negativo cambie gradualmente hacia un estado mental más positivo.
* Si se aprende a ser paciente y tolerante con los enemigos, todo lo demás resulta mucho más fácil, y la compasión fluye con naturalidad.
* El camino para una buena salud mental se reduce a tres verdades fundamentales: soy un ser humano, deseo ser feliz y no quiero sufrir, otros seres humanos como yo también desean ser felices y no quieren sufrir.
* Seguir buscando (bienes materiales) significa no tener suficiente.
* La ambición extrema es una muestra de estrechez de miras, puesto que sólo se tiene en cuenta lo inmediato.
* El dolor obliga al organismo a afrontar el problema.
* Cachorros criados en un ambiente hiperprotegido nunca respondieron adecuadamente al dolor.
* EL Tong-len ayuda a contrarrestar nuestro egoísmo, aumenta el poder y la fortaleza de nuestra mente al intensificar nuestra capacidad para abrirnos al sufrimiento de otros.
* Para producir cambios positivos, el aprendizaje sólo es el primer paso. También hay otros factores, como la convicción, la determinación, la acción y el esfuerzo. Así pues, el siguiente paso consiste en desarrollar nuestra convicción. El aprendizaje y la educación son importantes porque nos ayudan a desarrollar el convencimiento de que necesitamos cambiar, y aumentan nuestro compromiso. Y la convicción ha de cultivarse para convertirla en determinación. A continuación la determinación se transforma en acción; una determinación firme nos permite realizar un esfuerzo continuado para poner en marcha los verdaderos cambios. Este factor es decisivo.
* El Dalai Lama prescribe la educación como el primer paso para producir la transformación interna.
* Las personas mejor educadas son más conscientes de los factores de riesgo para la salud, están más capacitadas para adoptar medidas que la favorezcan e incrementen la autoestima, tienen mayores habilidades para solucionar problemas y también disponen de estrategias más efectivas para afrontar las situaciones.
* Es el impulso y la decisión, y no el talento natural lo que es más determinante a la hora de alcanzar el éxito.
* El comportamiento también puede cambiar nuestras actitudes.
* Todos los pensamientos destructivos son distorsiones, porque se apoyan en percepciones erróneas de la realidad. Son emociones que se basan en la ignorancia.
* El enfoque del Dalai Lama es fundamentalmente distinto al de muchas religiones occidentales, ya que depende mucho más del razonamiento y la formación de la mente que de la fe.
* En muchos aspectos el budismo se parece a una ciencia de la mente, a la psicoterapia.
* Los estados positivos de la mente actúan como antídoto para los estados negativos.
* Terapia cognitiva: se basa en la tesis de que las perturbaciones emocionales y los comportamientos inadaptados tienen su causa en distorsiones del juicio y en convicciones irracionales.
* Cuando surge la cólera o el odio intensos, se obnubila la mejor parte del cerebro, la capacidad para juzgar lo que es correcto y lo equivocado, así como la visión de las consecuencias a largo y a corto plazo de las acciones.
* La humildad supone que, teniendo la capacidad para adoptar una postura de mayor enfrentamiento, de tomar represalias si se desea, se decide deliberadamente no hacerlo.
* Un producto de la paciencia y la tolerancia, es el perdón.
* La preocupación no sirve a ningún propósito útil y no hace más que resquebrajar la felicidad e interferir en la capacidad para alcanzar objetivos.
* Quienes tienen un sentido desmesurado de sus capacidades y logros –ego superlativo- se hallan sometidos continuamente a la frustración, la desilusión y la rabia cuando la realidad se entromete y el mundo no avala la visión idealizada que tienen de sí mismos. (alto ego, baja autoestima).
* Las personas desarrollan sus conceptos sobre ellas mismas al incorporar mensajes explícitos e implícitos de sus padres.
* El budismo centra su atención en extraer la flecha más en que en invertir tiempo preguntándose quién la disparó.
* Es difícil distinguir seguridad en sí mismo de la arrogancia, pero no son lo mismo.
* Hay dos tipos de egos: uno de ellos se preocupa únicamente por la realización del propio interés, de los deseos egoístas, con un completo desinterés hacia el bienestar de los demás. El otro tipo de ego o sentido de uno mismo se basa en una verdadera preocupación por los demás y el deseo de rendirles un servicio. Para realizar ese deseo de servir hay que tener un fuerte sentido y una gran seguridad en uno mismo.
* Cuánto más honrado sea uno, mayor seguridad en sí mismo tendrá.
* La voluntad de morir –suicidio- se basa en último término en el deseo del individuo de liberarse del sufrimiento, no de causarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...