sábado, 7 de julio de 2012

El monje que vendió su Ferrari. (Robin S. Sharma 1997)






Libro de lectura sencilla pero imprescindible. A modo de fábula, Robin Sharma, nos educa en el arte de la felicidad y la satisfacción vital. La vida, por definición, es un equilibrio inestable, y el autor, bebiendo sin pudor de la filosofía budista, nos expone como tenemos que hacer uso de esta sabiduría para conseguir mantener ese equilibrio y que no se desmorone el castillo de naipes a pesar de los tornados y terremotos que lo azoten.  Siguiendo sus sencillos dictados, casi sin darnos cuenta, llegaremos a alcanzar nuestros objetivos, soliviantar nuestros problemas, y conseguir la realización personal que nos aportará la tan ansiada felicidad y salud psicológica necesarias para disfrutar este corto pero hermoso trayecto que es la vida humana. Todo está al alcance de nuestra mano, pero hay que querer conseguirlo; como dijo el Nobel francés André Gidé "Todas las cosas ya fueron dichas, pero como nadie le hace caso, es preciso volver a repetirlas". Mis frases preferidas de este fabuloso libro, tan necesario en este momento histórico de apología del materialismo que nos está llevando a la ruina personal, económica y biológica:

* Todo suceso tiene un porqué y toda adversidad nos enseña una lección.
* El 99% de los pensamientos que tienes en un día son exactamente iguales a los que tienes el día anterior.
* Empieza a vivir de tu imaginación, no de tus recuerdos.
* El secreto de la felicidad es simple, averigua que es lo que te gusta hacer y dirige todas tus energías en esa dirección.
* El éxito, como la felicidad, no debe perseguirse, sino seguirse.
* No hay que dejar que el reloj y el calendario nos impidan ver que cada momento de la vida es un milagro.
* Cada segundo que inviertes pensando en los sueños de otro, te estás apartando de los tuyos.
* Un objetivo no es tal si no lo anotas por escrito.
* Ningún hombre es libre si no es dueño de sí mismo. Epiceto
* Fíjate en los niños pequeños. No tienen límite. Su mente es un enorme panorama de posibilidades.
* No reímos porque seamos felices. Somos felices porque reímos. William James.
* Dejé de usar ropa cara, abandoné mi adicción a leer seis periódicos al día, olvidé la necesidad de estar siempre disponible para todo el mundo, me volví vegetariano y comí menos. Reduje mis necesidades.
* Nunca buscan ser superiores a ningún otro, sino ser superiores a su propio yo.
* Soy más de lo que aparento, toda la fuerza y el poder del mundo están en mi interior.
* Hay que moverse por prioridades, ese es el secreto del dominio del tiempo.
* El mejor momento para plantar un árbol fue hace 20 años. El segundo mejor momento es hoy. No malgastes ni un minuto de tu vida, piensa que algún día te vas a morir y cualquier día puede ser el último.
* Vive hoy, pues ya no habrá otro día igual que este.
* La vida no siempre te da lo que pides, pero siempre te da lo que necesitas


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...