jueves, 1 de noviembre de 2012

Crimen y castigo. (Fedor Dostoievski,1866)



Crimen y castigo es una de las obras cumbres de la literatura universal. Su influencia se nota en infinidad de los más importantes autores a nivel mundial, y no solo escritores, si no en autores teatrales, plásticos, cineastas, etc... Solo por poner un ejemplo, este libro es anterior a todas las obras (menos una) de Friedrich Nietzsche, uno de los uno de los pensadores modernos más influyentes del siglo XIX, y cuya teoría sobre el "superhombre" tiene su germen, con toda probabilidad, en esta obra. La primera parte (la elaboración y ejecución del crimen) así como el epílogo, es de una maestría inabarcable. Genial. El como el autor ruso ha llegado a lo profundo del alma humana, y cómo la ha comprendido, y cómo la ha diseccionado solo puede ser obra de una mente preclara. El trasfondo psicológico y filosófico de la historia es enorme, con una gran profundidad de análisis sobre la culpa, el mal y su origen, la moral social, y la redención. Además,  los diálogos mantenidos entre el protagonista, Raskolnikov, y el inspector de policía, son considerados por algunos autores, como el prestigioso literato Stefan Zweig, una de las cimas de la literatura universal. Algunas frases de tan magna obra


* Raskolnikof no estaba acostumbrado al trato con la gente…
* Yo he respetado siempre la cultura unida a las cualidades del corazón
* Inmediatamente emprendió el regreso a su casa. Tenía la impresión de que había cortado, tan limpiamente como con unas tijeras, todos los lazos que le unían a la humanidad, a la vida...
* No había que perder ni un segundo. Sacó el hacha de debajo del abrigo, la levantó con las dos manos y, sin violencia, con un movimiento casi maquinal, la dejó caer sobre la cabeza de la vieja.
* Los dos se quedaron mirando el uno al otro y transcurrió otro minuto espantoso...
* ¿Sabes que los techos bajos y las habitaciones pequeñas oprimen el alma y la mente?
* Ambos callaron, su silencio se prolongó mucho, unos diez minutos, hasta parecer extraño.
* A pesar de su situación y de su estado de ánimo, experimentó la dulce y punzante sensación propia del autor que ve por primera vez impreso un trabajo suyo.
* Quizá tan sólo por la fuerza de sus deseos se había considerado entonces como un hombre al que se le debía permitir más que a otro.
* No pensaba nada, pero seguía inquieto y atormentado por una vaga impresión de nostalgia.
* La dialéctica había cedido el lugar a la vida, y la conciencia debía elaborar algo distinto por completo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...