sábado, 22 de diciembre de 2012

Cartas a Théo. (Vincent Van Gogh, 1967)




Vincent Van Gogh fue un genio de la pintura, eso es indiscutible. Pero además fue un hombre de una gran profundidad de pensamiento y de una sensibilidad sutil y delicada. Esta faceta del autor, menos conocida, influyó sin duda en su obra pictórica, y quizá, esa capacidad hipnótica que tienen sus pinturas, sea debido a que hay en ellas no sólo maestría técnica, si no también una muestra plástica de sus reflexiones, de sus preocupaciones, de sus emociones y de sus impresiones sobre el ser humano y el mundo que le tocó vivir. Unas frases:
*   Hay en casi todos los hombres un poeta que murió joven y al que el hombre sobrevivió.
*   Dibujar es luchar por atravesar un invisible muro de hierro que parece alzarse entre lo que sientes y lo que eres capaz de hacer.
*   Parece que hubiera en él dos personas, una maravillosamente dotada, delicada y tierna, y la otra egocéntrica y despiadada.
*   Sólo delante del caballete pintando siento un poco de vida.
*   Lo que se hace por amor está bien hecho. Es bueno amar tanto como se pueda.
*   Si nos perfeccionamos en una sola cosa y la comprendemos bien, comprendemos por añadidura la comprensión y el conocimiento de muchas otras cosas.
*   Jamás hay que dejar apagar el fuego de tu alma, sino avivarlo.
*   La única manera de abrir la prisión es amar.
*   Prefiero no comer a mediodía durante seis meses y hacer así economía.
*   El arte es un combate. En el arte es necesario hasta jugarse la piel.
*   Es una cosa admirable mirar un objeto y encontrarlo bello, reflexionar sobre él, retenerlo y decir en seguida: me voy a poner a dibujarlo.
*   Estoy afuera desde las 4 de la mañana, porque es difícil estar en la calle durante el día a causa de los transeúntes.
*   Para llegar a la verdad se necesita trabajar largo tiempo y mucho.
*   Me parece absurdo que los hombres quieran parecer otra cosa que lo que ellos son.
*   Hay cosas en el color que surgen en mí mientras pinto, cosas grandes e intensas.
*   Veo en mi obra un eco de lo que hay en la naturaleza. La naturaleza me ha hablado, me ha contado algo y yo lo he anotado en estenografía.
*   Precisamente porque busco una amistad verdadera me es tan difícil resignarme a una amistad convencional.
*   He estado tan sumergido en la pintura que literalmente me he olvidado de comer y beber.
*   El sufrimiento es lo que lleva a los artistas a expresarse con mayor energía.
*   Tengo una fe absoluta en el arte.
*   Su pincel está al servicio de su espíritu.
*   No se está e la tierra para divertirse, no es necesario vivir mejor que los demás.
*   Creo cada vez más que no hay que juzgar a Dios por este mundo, es un estudio suyo que le salió mal.
*   Para el arte no estaría mal vivir más de una vida.
*   Trabajo por necesidad, para no sufrir estos tormentos.
*   Siempre tengo la esperanza de encontrar algo allí dentro, en el estudio del color.
*   Llegará un día sin embargo, en el que se verá que esto vale más que el precio que nos cuestan las pinturas y mi vida.
*   Yo, por mi parte, estoy decidido a no tener más armas que mi pincel y mi pluma.
*   Todos mis días no son lo bastante lúcidos como para escribirte con cierta lógica.
*   Por momentos siento una tormenta de deseo de abrazar algo, una mujer de la clase de puta barata aunque sea.








domingo, 2 de diciembre de 2012

Pan. (Knut Hamsun; 1894)



Pan (1894) es una de las primeras novelas de Knut Hamsun, ganador del premio Nobel de literatura en 1920 y creador de la genial Misterios (1892). Es una obra magnífica que exalta el amor a la naturaleza, a los animales (el perro Esopo es tan protagonista como su dueño) y, cómo no, al amor humano. Ese amor no correspondido del que tanto escribieron hace ya dos siglos. Es un relato sencillo, fácil de leer y de imaginar. Como curiosidad, decir que el nombre de Pan no hace referencia al alimento, si no al dios griego de los pastores. Unas frases: 

*    Esos arroyuelos cantan sin que nadie se detenga a oír su música humilde y, sin embargo, no se intranquilizan y prosiguen su suave canción, armonizada con el ritmo de todos los mundos.
*    Y había algo tan grande y tan bueno en la repetición eterna de ese espectáculo, que mis ojos se comunicaron estrechamente con mi alma, dándole la sensación de estar contemplando el fondo de la obra de un dios.
*    Cerré las puertas, pero un efluvio desconocido penetraba no sé por dónde en mi cabaña, haciéndome estremecer, suspirar,...
*    Su voz penetra como un rayo de sol por la puerta de mi cabaña, y mi sangre dormida acelera su curso y me sube al rostro.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...