sábado, 26 de septiembre de 2015

Primavera negra (Henry Miller, 1936)



Nexo de unión entre Trópico de Cáncer (1934) Trópico de Capricornio (1939)Primavera negraes el libro que más a fondo y mejor introduce al lector en el personalísimo mundo literario de Henry Miller, pues en él vemos a la imaginación creativa actuando en todos los niveles. En un subyugante ir y venir de la memoria (de la infancia a la madurez, de Nueva York a París, de la ternura al desengaño más amargo –al que el autor se enfrenta con rabia, sarcasmo y desprecio–), Miller nos ofrece lo mejor de sí mismo y de su indiscutible talento artístico en una serie de capítulos que pueden leerse también independientemente, pero que en su conjunto conforman una sólida novela unitaria. (Fuente, Lecturalia). Mi colección de frases:
*      Los soñadores sueñan del cuerpo para arriba, con los cuerpos firmemente atados a una silla eléctrica.
*      Uno debe ir siempre hacia el lugar donde no está señalado.
*      Al caer la noche, desde todos los callejones que desembocan en el barranco se derrama una multitud de hombres curiosos y hambrientos que se arremolinan, se precipitan acá y allá sin rumbo, como espermas rabudos en busca del óvulo, y que finalmente son tragados por las fauces abiertas de los burdeles.
*      Para enloquecer debes tener una tremenda acumulación de cordura.
*      No podía creer que hubiese un lugar en la tierra donde el hombre pudiera ser él mismo.
*      Mis pies tocan las raíces de un cuerpo eterno, para el que no tengo nombre. Estoy en comunicación con la Tierra entera. Aquí estoy en el útero del tiempo, y nada me sacará de mi quietud.
*      Recuerdo la casa en la que vivía, la máscara que la cubría, los demonios que la habitaban, el misterio que la envolvía; recuerdo cada ser que cruzó el horizonte de mi niñez, la maravilla que lo rodeaba, el aura en que flotaba, el contacto de su cuerpo, el olor que emitía; recuerdo hasta mis sueños, tanto los de la noche como los del día.
*      En cada uno de estos lugares algo me ocurrió, en cada uno de estos lugares dejé un cuerpo muerto con los brazos extendidos. No era yo sino a mí mismo al que estaba dejando atrás.
*      Cómo reirían y llorarían si pudieran leer la verdad absoluta, algo que es absolutamente verdadero y que hasta ahora nadie se ha atrevido a escribir, excepto tú; y ese libro verdadero está encerrado dentro de ti.
*      No hace falta escribir sobre china, escribe sobre lo que llevas dentro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...