lunes, 1 de agosto de 2016

La senda del perdedor (Charles Bukowski. 1982)




* Fallaba la mayoría de las veces; pero ellos siempre recordarían aquel golpe, y aunque me siguieran odiando, era una clase mejor de odio, como si no estuvieran muy seguros de por qué.
* Estaba con ella; no estaba muy seguro de lo que había que hacer, pero me daba cuenta de que había algo más.
* Venían de un barrio rico, no sabían lo que significaba luchar por recuperarse.
* Esta cosa de follar estaba bien; le daba a la gente cosas extras en las que pensar.
* Todo lo que necesitaba una persona era una oportunidad.
* Las paredes eran hermosas, la bañera era hermosa, el lavabo y la cortina de la ducha eran hermosos, hasta el wáter era hermoso. Mi padre se había ido.
* Me levanté y salí. Empecé a caminar hacia casa. Así que eso era lo que querían: mentiras. Mentiras maravillosas.
* Mi padre me compró un traje de indio con arco y flechas cuando todos los demás chicos tenían trajes de cow-boy.
* El saber que no tenía el valor de hacer lo que era necesario me hacía sentir horriblemente.
* Cuando se es malo no se pretende serlo, sólo se es.
* Estoy seguro de que ninguno de los chicos oía una palabra de lo que decía. Esas piernas… Era casi como si ahí arriba no hubiera un coño sino algo muchísimo mejor.
* Me golpeó de nuevo. Pero las lágrimas no se produjeron. Mis ojos estaban secos. Pensé en matarle.
* Le observé y vi pliegues de carne bajo su barbilla y en torno al cuello. Vi tristes arrugas y surcos. Sus ojos ya no poseían fiereza, sino que parecían vacuos y evitaban los míos. Algo había ocurrido. Las toallas del baño lo sabían. La cortina lo sabía, el espejo lo sabía, la bañera y el retrete lo sabían. Él lo sabía. Mi padre se giró y salió por la puerta. Era mi última paliza.
* Las chicas eran inaccesibles para mí. Tan sólo andar por la calle al atardecer con alguna, hablando de todo y de nada, creo que me hubiera hecho sentirme muy bien.
* Experimentaban con los pobres y, si funcionaba, utilizaban el tratamiento con los ricos.
* Pensé en masturbarme para volver a la realidad.
* Cuando la verdad de alguien es la misma que la tuya y parece que la está contando para ti… eso es fantástico.
* Nunca había modo de que yo me acoplase a la gente.
* La tierra entera no era nada más que bocas y culos devorando y cagando. Y follando.
* Las cosas eran divertidas, no tenían que contenerse. No tenía sentido vivir estructurando las cosas. D. H. Lawrence lo sabía, el viejo D. H. Lawrence había llegado a saber algo.
* Ellos eran felices, pero a pesar de sus cuerpos y mentes aterciopelados y vírgenes, se perdían algo de la vida porque no habían sido puestos a prueba aún.
* Yo había leído muchos libros, pero él había leído uno que yo no conocía, uno en el que ponía como tratar a las chicas.
* Su cabezota no albergaba más que retazos de pensamiento.
* Entonces lo dije, no sé de dónde me salieron las palabras pero lo dije.
* Era muy triste pensar que alguien se había suicidado por eso (contemplando su coño)
* Coge la familia, mézclala con Dios y la Nación, añade diez horas de trabajo diario, y ya tienes todo lo que necesitas.
* Para ellos el bienestar económico significaba victoria, y la victoria era la única realidad.
* Les odié. Odié su belleza, su juventud sin problemas, y mientras los observaba danzar a través de los remansos de luz mágicamente coloreada, abrazándose entre ellos, sintiéndose tan bien, como niños inmaculados en gracia temporal, los odié porque tenían algo que yo aún desconocía: Algún día seré tan feliz como cualquiera de vosotros, ya lo veréis.
* Lo que yo quería era vivir en una cueva. Cualquier cosa que evitara que me ahogase en esta existencia monótona y cobarde.
* Las noticias viajan velozmente en los lugares donde nunca pasa nada.
* Recordé lo que Iván había dicho en los hermanos Karamazov: ¿Quién no desea asesinar a su padre?
* Hitler estaba actuando en Europa y creando trabajo para los parados.
* No me interesa la historia del mundo, sólo la mía.
* Los pobres tenían derecho a follar para abrirse camino entre sus pesadillas.
* Sexo y alcohol, quizás un poco de amor, eso era todo lo que tenían.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...