sábado, 8 de junio de 2019

El oficio de escribir (Ramón Nieto, 1996)



Pequeño pero ilustrativo libro sobre el arte, oficio y proceso de escribir y convertirse en escritor. Una pequeña maravilla del que he recogido unas frases:

-         Decía un poeta que si a un hijo suyo se le ocurriese dedicarse a escribir, le cortaría las manos.
-         El escritor es capaz de comprender, y asumir, la soledad o el sufrimiento que los otros no comprenden ni asumen: la soledad del corredor de fondo, la soledad del podador de setos, el sufrimiento de la mujer amada.
-         Se elige ser escritor, pero no se elige estar solo.
-         Me interesan ante todo los seres humanos, el hombre en conflicto consigo mismo, con sus congéneres o su época. Faulkner
-         La inspiración es un deseo de escribir, pero al ponerse a escribir es cuando empieza el tormento. Turgueniev.
-         Hace falta buen oído para que te guste la música, pero hace falta trabajar día a día delante del papel pautado para convertirse en músico.
-         El escribir es un oficio que duele, y en el que se arriesga mucho.
-         El hecho de ver morir a su madre cuando él tenía solamente dos años influyó de modo decisivo en la vida y obra de Gérard de Nerval.
-         No se puede enseñar a escribir, pero se puede aprender a escribir.
-         Lo fundamental es que esté siempre alerta, a todas horas, la sensibilidad.
-         La poesía suele brotar en la efervescencia de la adolescencia, porque es un género visionario e intuitivo.
-         Nietzsche escribía versos y componía música a los nueve años.
-         A los 20 años Pablo Neruda publica un libro inmortal: 20 poemas de amor y una canción desesperada.
-         Hemingway era un escritor vital. Kafka era enfermizo. Hemingway se pegó un tiro, Kafka murió en la cama.
-         Ni siquiera la obtención del premio Nobel cura de la insondable melancolía en la que el creador de mundos imaginarios se haya inmerso.
-         La obsesión por las calamidades físicas que dificultan el trabajo intelectual persiguió a Dostoievski toda su vida.
-         El sueño es bueno, pero la muerte lo es más; sin embargo, mejor sería aún no haber nacido nunca. Heine.
-         De cuanto se ha escrito, solo me gusta lo que se ha escrito con la propia sangre. Nietzsche
-         Los escritores trabajan con universos poblados de seres imaginarios, que se apoderan de la personalidad de su creador.
-         La inspiración es una disposición de ánimo especial que te hace sentir un impulso hacia la creación.
-         Esos instantes constituyen el único disfrute del artista.
-         Cuando hace falta poner orden, reposar todo eso en papel, entonces empieza el tormento.
-         En la adolescencia, el ritmo del corazón marca la métrica del poema.
-         Hay después una etapa melodramática que coincide con los primeros desengaños amorosos, con las primeras y las segundas bofetadas de la vida.
-         El éxito es la conciencia de imprimir un impulso al movimiento de la vida con la propia personalidad. Thomas Mann
-         Cuando un libro te cautiva se produce una sensación de extraña intimidad con la voz que está contando, es decir, con el escritor.
-         Un libro tiene que ser el hacha para el mar helado que llevamos dentro. Kafka
-         Heminway escribió treinta y nueve veces el final de Adiós a las armas.
-         Escribe, no pierdas el tiempo pensando si es o no es productivo.
-         Escribir arrastrado por la corriente que fluye de dentro equivale a vivir según la propia conciencia.
-         Lee sin cesar, cree en el maestro. Relaciónate con escritores y amantes de la literatura y la escritura.
-         Asume que tu arte es una cima inaccesible.
-         Ten fe ciega en el ardor de lo que deseas. Ama tu arte como a tu novia, dándole todo tu corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...